Clínica Brisas, tratamiento de adicciones
Clínica Brisas
Atención las 24 Hrs!
777 2037444

Tratamiento terapéutico


Terapia cognitivo conductual:
La Terapia Cognitivo-conductual considera que las personas nacemos con una herencia y un determinado temperamento, con los cuales comienza a interactuar con su entorno, aprendiendo pautas de comportamiento, tanto beneficiosas como perjudiciales para sí mismo y/ o para los demás. El término conducta se entiende en un sentido amplio, abarcando conductas visibles, así como pensamientos, sentimientos y emociones. El enfoque cognitivo-conductual investiga cómo aprendemos, es decir los principios que explican el aprendizaje, tanto de comportamientos deseables como perjudiciales. El qué aprendemos, es algo que depende de la constitución genética y, fundamentalmente, de las experiencias de vida, particulares e intransferibles de cada persona. Algunos de estos aprendizajes nos ayudan a sentirnos bien, a relacionarnos adecuadamente con los demás y a lograr lo que nos proponemos. Otros en cambio, nos generan dolor, resentimiento, dañan nuestra salud y nuestras relaciones interpersonales. A ellos estará dirigida la terapia. El objetivo de nuestro abordaje, como agentes de la salud, es mejorar la calidad de vida de nuestros usuarios, teniendo en cuenta que éste es un concepto altamente subjetivo donde cada sujeto impone su sentido.

Terapia Gestalt:
La terapia Gestalt es una terapia humanista que se enfoca más en los procesos que en los contenidos. Pone énfasis sobre lo que está sucediendo, se está pensado y sintiendo en el momento, más que en el pasado. En este sentido, se habla del aquí y ahora, no para dejar de lado la historia de la persona, sino que esta historia se mira desde el presente, cómo se viven, afectan, etc. ... los hechos pasados a día de hoy. La persona es quien es, entre otros, por lo que ha vivido. El objetivo de la Terapia Gestalt es ayudar al paciente en su problemática, haciéndole más consciente de cómo ha llegado hasta el punto en el que se encuentra y cómo aprender a hacer de otras maneras, devolviéndole la capacidad de elegir que opción quiere tomar para afrontar la vida, ampliar el campo de posibilidades y dejar de reducirla a una o unas pocas opciones (adicciones, depresión, ansiedad, etc.). Gracias a esto, la persona puede conocerse mejor y recobrar la creatividad perdida.

Orientación Psicológica y Psicoterapia: La psicoterapia utiliza conocimientos y técnicas psicológicas para ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida; a cambiar lo que se puede cambiar y a aceptar lo que no se puede. El objetivo es que el usuario aumente su capacidad para resolver sus problemas como la depresión, estados de ansiedad, problemas de pareja o de relación con otros, baja autoestima, fobias, adicción a algún tipo de sustancia o comportamiento, crisis vitales, pérdidas afectivas, procesos de cambio y para satisfacer sus necesidades, facilitando una buena relación consigo misma, con los demás y con el entorno. La mejora se consigue a través de un proceso en donde se establece una comunicación íntima, sincera y confidencial entre el terapeuta y paciente, que será la facilitadora del cambio. A través del diálogo y de ejercicios guiados, en este proceso se abordan las cuestiones pendientes que están impidiendo al paciente ser resolutiva con sus problemas y dificultades. El psicoterapeuta no da ninguna solución; si no que facilita el que el usuario encuentre la suya. Esta solución implica, generalmente un cambio en la manera de pensar, percibir y hacer las cosas y eso requiere de un trabajo profundo, que no suele ser rápido ni sencillo y que vale la pena emprender ya que facilita crecer y madurar hacia la salud y la sabiduría. Ofrece un espacio seguro y libre de juicios, para ampliar la conciencia, entender mejor lo que de verdad está pasando, reconocer y atreverse a expresar sus necesidades y objetivos, asumir su responsabilidad y potenciar sus propios recursos. Es un instrumento muy útil para mejorar el bienestar y la calidad de vida.

Terapia familiar:
Se reconoció que un programa de rehabilitación completo debe ofrecer ayuda para la familia e incluirla en el tratamiento. Se diseñó un programa familiar, entendiendo como familiar todas las personas significativas y cercanas al adicto ya sean miembros de la familia, amigos, jefes u otros. El objetivo es dar tratamiento a los familiares, igual que el usuario, la familia necesita modificar actitudes rígidas, repetitivas y respuestas inadecuadas ante la conducta del adicto y/o enfermo emocional. La familia aprende cómo centrarse en sus respuestas ante la enfermedad y no en la enfermedad en sí. Por lo anterior una de las metas principales es que los familiares dejen de dar las mismas respuestas patológicas que dan el adicto y/o enfermedad emocional. El programa se estructura como una experiencia educativa y vivencial. La familia recibe la misma información que el paciente, además se le ayuda a prepararse para cuando el familiar regrese; cómo lograr que su vida no gire alrededor del adicto y/o enfermo emocional y cómo desprenderse del alcohol o las drogas y no del paciente. Otro objetivo del programa es ayudar para que la familia deje que al adicto resuelva sus problemas y los demás empiecen a vivir su propia vida. El programa familiar es durante el internamiento, con conferencias didácticas, sesiones de terapia de grupo y familiares donde los participantes comparten sus experiencias. Se fomenta que la familia asista a grupos de autoayuda.

Terapia de grupo: La terapia de grupo tiene la facultad de sacar inmediatamente las resistencias, ya que lo primero que se pide a los pacientes, es que expresen espontáneamente todos sus sentimientos. Así, las resistencias fundamentales de carácter salen involuntariamente en cada sesión como: el aislamiento, la sospecha, la seducción, la intelectualización, el estar absorto, la arrogancia, y la impulsividad, son ejemplos de lo que debe resolverse. El paciente generalmente se encuentra bajo la presión externa que procede de sus familiares, empleadores, entre otros y se ven juzgados u obligados, debido a los problemas de salud física relacionados con el consumo y/o su comportamiento, y muchos se encuentran en un estado mental grave, caracterizado por sentimientos de culpa, vergüenza y depresión, o se sienten agresivos porque hay personas que les obligan a cumplir demandas que consideran injustas, desproporcionadas y vengativas. Incluso cuando es el propio paciente el que desea tratamiento, cree que podría consumir drogas y beber de una forma segura y "normal". Cuando el paciente no se opone y se rebela activamente contra el tratamiento, intenta convencer al terapeuta y a los demás miembros del personal que están implicados activamente en su recuperación. La habilidad de tratar la adicción y/o comportamientos destructivos, consiste en poder superar la enorme negación y resistencia, activa o pasiva, que se presenta en la mayoría de los pacientes. una vez que se ha utilizado la disuasión del grupo para ayudar a que los pacientes interioricen su responsabilidad sobre la abstinencia y comportamientos negativos, se debe llevar gradualmente al grupo a reconocer los factores internos que han contribuido a su propensión al consumo de drogas como fuente de gratificación y regulación efectiva. Los participantes deben explorar y comprender la conexión entre el consumo de drogas, su patología de carácter y su incapacidad para establecer relaciones íntimas sanas y satisfactorias. Aprovechándose del apoyo y feedback grupales, los participantes empiezan a adquirir conciencia y a identificar sus estilos destructivos interpersonales, sutiles y no tan sutiles. El objetivo final en este momento, consiste en llevar a los pacientes a una posición que les permita desarrollar habilidades interpersonales sanas, de forma que éstas puedan generalizarse y llevarse a la práctica, en el mundo real. Los pacientes llegan a aprender cómo saborear, aprovechar y establecer relaciones recíprocas satisfactorias, sin sucumbir al impulso de sabotearlas.


Ubicación

A 10 minutos del Centro de Cuernavaca.
Calle Francisco Pacheco #14, Col. Lomas de Trujillo, Emiliano Zapata, Morelos, México. CP. 62584.

01 777 2037444. 24 Horas.

Informes en Cuernavaca, Morelos, México.
777 326 0389

contactanos@clinicabrisas.com


Síguenos en redes sociales



Contactanos
Por favor introduce 10 Dígitos incluyendo tu clave lada


Reconocimientos y Afiliaciones
AMESAD
CENADIC
CECA

© Copyright 2014, Clínica Brisas